viernes, 8 de octubre de 2010

¿¿¿SERA PANAMA EL DUBAI DE LAS AMERICAS ??? O SIMPLEMENTE ES UNA COPIA

Por. J.C. Sánchez

Ultimamente he tenido la oportunidad de conversar con mucha gente que no esta relacionada al mundo de la arquitectura y para mi sorpresa mientras los arquitectos nos lamentamos del hecho de que en Panama se construyan copias aqui y alla, y ahora esta de moda pagar a firmas internacionales para que diseñen proyectos que ni estan pensados para el lugar donde se construye, el ojo incauto del que no conoce ve a la ciudad como una gran muestra de buena arquitectura.



Claro, aclaremos la majestuosidad de Paitilla con sus esbeltas torres una al lado de la otra, el neoclasicismo que nos otorga Punta Pacifica y ni hablar de los mil y un pedestales, (bloques de estacionamiento), sobre los cuales a lo largo de Avenida Balboa magnificas torres se alzan sobre el horizonte de la Bahía.

Suena casi como una oda a la arquitectura panameña, pero la realidad es que esta ciudad crece a pasos agigantados saltandose pasos por querer ser una copia de los grandes centros comerciales del mundo, cuando para lograrlo hay que restructurar sistemas basicos para que la misma funcione de manera optima.



Un tornillo se alza en calle cincuenta sobre una gran caja, muchos dicen !Wao!, pero la realidad es como podemos elogiar estas obras cuando no estan pensadas para el lugar donde se construyen, pero si en Dubai se pudo porque en Panamá no.



Continua el recorrido y encontramos lo que dicen que es una velero que pareciera que estuviera naufragando entre un mar de otro edificios en Punta Pacifica, pero recordemos que es de Donald Trump que eso es renombre que no nos preocupemos si las imagenes de venta antes de construccion vendian un paraiso que eso ya no importa ya se vendio el edificio.

Pero todavia queda mas la masiva pared de vidrio color azul y concreto que hoy nos saluda al lado del Decapolis, un muestra de megraconstruccion que termino siendo una megapantalla, pero que multicentro vende y se necesitan oficinas y hoteles en esa area, que hacen falta, el país no tiene donde acomodar a tanta gente por esta razon existe Megapolis.

Pero que no se quede por fuera las extrordinarias obras que tenemos en avenida Balboa otros ejemplo de extrordinaria arquitectura y diseño pasando por el proyecto de Yoo by Phillip Starks y mas adelante la extraordinaria torre finanaciera que se supone sera el monumento para celebrar los 500 años del descubrimiento del Mar del Sur, que no pasa nada que si agarramos los jardines del Santo Tomas metemos un par de estacionamientos y tumbamos el edicficio de la antigua embajada norteamericana que no importa que estos sean patrimonio histórico todo tiene su precio y su mejor postor.



Y menos mal que solo estamos hablando de calle 50, Punta Pacifica, Paitilla y Avenida Balboa porque si nos sentamos hablar del resto de esta magnifica ciudad seria una enciclopedia de ejemplos de lo que no debe hacer un arquitecto.


Es hora que los estudiantes y profesionales de la arquitectura pensemos mas en la nación que de verdad queremos y las maneras en como disminuir nuestro impacto en la urbe que vivimos, la cual se ahoga entre edificios vacíos, la falta de aceras y las miles de murallas arquitectónicas que se erigen a diario y nos bloquean la luz y la vista.
La pregunta al final de día seria:

¿Queremos una ciudad emparchada con copias de otros lares o queremos ser reconocidos por nuestra identidad arquitectónica?